Biblioteca virtual fundación la sierra Biblioteca virtual fundación la sierra
Bienvenido a la biblioteca virtual de La Sierra

Miguelico: el personaje

Titulo: Miguelico: el personaje
Publicado: 15 del 11 de 2013

Categorías


Descripción

documento: 

Iniciamos una nueva colección de trabajos bajo el título genérico de Gavilleros, debidos a la pluma de José María Simón Llácer.
La serie consta de 7 episodios en los que el autor va desgranando sus vivencias, así como hechos o conversaciones conocidas por él, pero presentadas desde su personal perspectiva.
En efecto, desde su peculiar modo de comprender la realidad nos presenta un cúmulo impresionante de realidades vividas o conocidas por él y que, para el lector actual –incluso si es nacido en La Sierra–, aparecerán como inverosímiles aunque no desprovistas del hondo vivir de nuestros ancestros bien recientes.

Para los más jóvenes, tal vez sea conveniente hacer referencia al trabajo de gavillero.
La RAE establece las palabras gavillero y gavilla. De la segunda, en su primera acepción, fija que es el conjunto de sarmientos, cañas, mieses, ramas, hierba, etc., mayor que un manojo y menor que el haz, mientras que la primera, que la ciñe a Chile, establece que es el jornalero que con el bieldo echa las gavillas al carro.
Entre nosotros el gavillero era un hombre que trabajaba en el monte haciendo gavillas, que consistía en hacer acopio de material combustible verde para los hornos de cerámica de Manises.
Garba es como denomina el autor a la gavilla de ramas, romeros, enchilagas y matujas con que llenaban el sabegón para sacarlo hasta el punto de carga del camión. Trabajaban en el monte a destajo y en condiciones, incluso para la época, infrahumanas.

Pero, aún siendo importante recordar nuestro próximo pasado, traemos esta primera serie de sus relatos para que quien tenga interés pueda constatar que, como en otros autores traídos anteriormente, la lengua de un pueblo es algo más que sonidos –y no por ello deja de ser importante su análisis–.
En efecto, la lengua de una comunidad es la manifestación de la manera peculiar que sus usuarios tienen de razonar, plasmada, en un primer eslabón en sonidos, y evolucionada, en una peculiar forma de construir pensamientos con signos y palabras.
Y es por ello que con José María Simón y otros enguerinos más recientes, que no pasaron, porque tal vez no pudieron, por el tamiz de la “escolarización”, pretendemos mostrar esta nueva realidad: no escriben con léxico enguerino sino con palabras castellanas, pero continúan razonando en formato enguerino.
Y esto sí es importante. Por ello conminamos a quienes lo deseen para que se dignen analizar tal fenómeno no sólo filológico sino, sobre todo, lingüístico.

Visualización online



Desarrollo web: Alberto García | Diseño web: Mª José Cuenca